User Stories, una forma de trabajo en equipo.

La definición de los requerimientos ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. La navegabilidad, la usabilidad y la simpleza son cualidades fundamentales para cualquier desarrollo tecnológico. Pero no solo eso, el usuario tiene que tener una experiencia satisfactoria, tiene que fluir por un marco experiencial que no solo se basa en la implementación técnica o la interfaz del desarrollo, sino también en un tono comunicacional, un estilo y originalidad al momento de vivenciar esa experiencia.  

Dentro de un marco de trabajo tradicional o waterfall, los User Cases eran la forma más común y difundida de documentar los requerimientos, ya sean funcionales o no funcionales.


¿Se acuerdan de los Use Cases?


Los Use Cases no son otra cosa que un documento que describe una “acción” o “actividad” a realizar por un usuario/rol específico sobre una funcionalidad de un producto o un servicio. Su característica principal solía ser el alto grado de detalle que este contenía, especificando todos los flujos alternativos, pantallas, mensajes de error, requerimientos no funcionales, entre muchos otros elementos. 

Los Use Cases se utilizaban en un marco de trabajo clásico o waterfall, por lo que era el “especialista” (generalmente el Analista Funcional) quien escribía y estipulaba los puntos de este documento, luego de realizar un extenso relevamiento. Este compendio de documentación era trasladado al equipo de arquitectura o desarrollo quienes comenzaban a trabajar sobre la implementación (ya sea en el diseño de la arquitectura, o el desarrollo técnico propiamente dicho).

Al pensarlo en retrospectiva, dentro un marco de trabajo cada vez más ágil y con mayor inmediatez, esta forma de relevar los requerimientos necesarios dejó de ser funcional y mutó al concepto de las User Stories. 


¿Pero cuáles son las diferencias principales entre ambas?


Las User Stories son un medio necesario para llegar a cumplir el objetivo.

Lo más importante del formato Use Cases es el documento en sí. Lo que valía era lo que estaba escrito en esta guía funcional y lo que concretamente debía hacerse.

En cambio, en las User Stories, lo más importante no es lo que está documentado, sino todo el proceso que lleva escribirlas. Todas las discusiones, conversaciones, idas y vueltas que se generan a partir de la escritura de este flujo de trabajo. Los killers feedbacks internos y llevar ese proceso a que esté plenamente verificado por las distintas áreas de trabajo constituye una optimización y la reducción de márgenes de error, que en esquemas anteriores surgían posteriormente. 

En las User Stories deben plasmarse todas esas conversaciones y feedbacks internos para luego ser consultadas como referencia y analizar todo el proceso con las instancias de mejora generadas por el equipo. 


Las User Stories son documentos colaborativos


En un mundo de trabajo cada vez más ágil, la oportunidad se presenta en romper con los silos estancos a nivel organizacional. Esto quiere decir pasar de trabajar en equipos netamente especializados en sus áreas concretas, a trabajar con equipos que tengan cualidades interdisciplinarias. 

A diferencia de los Use Cases, las User Stories son creados de manera colaborativa por todo el equipo, con múltiples capacidades. Si bien siempre existe un “owner” (en Scrum es el Product Owner), es todo el equipo quien trabaja de forma conjunta para su realización. 

Hoy, los nuevos documentos están vivos, evolucionan, se iteran, son dinámicos y es en este dinamismo de equipo que los resultados mejoran exponencialmente. Previendo cambios a futuro, o inconformidades de algún área en particular, que en otras ocasiones quedaban afuera de la constitución del proyecto.

En otras palabras, en las User Stories no solo es lo que está escrito, sino también el desarrollo del proceso evolutivo en equipo que nos permite recordar cómo se inició el proyecto y las consecuentes mejoras, producto de las capacidades interdisciplinarias de los equipos de trabajo. 


Los User Cases tienen un alto grado de detalle, las User Stories no tanto...


Los Use Cases trabajan al más alto nivel de detalle, explicando con mucho detenimiento el requerimiento de nuestro cliente.

En cambio, las User Stories son más flexibles. Tienen que tener el grado perfecto de incertidumbre para transmitir la visión del Product Owner (o del cliente) sin quitarle la creatividad al proceso de desarrollo.

Ambos procesos se complementan. Si fuéramos arquitectos y nos solicitan que construyamos una casa, en la metáfora de los User Cases, analizaríamos la superficie techada, superficie descubierta, altura del techo, tamaño de puertas, tipo de picaportes, tipo de vidrios para la ventana, color del piso, color de las paredes, tipo de cerraduras y marco de las ventanas entre otros elementos específicos. Pero al dar tantas especificaciones estaríamos restringiendo nuestra libertad para la toma de decisiones. Estaríamos simplemente haciendo lo que nos pidieron, sin tener la posibilidad de agregar nuestro valor a la obra como arquitectos. Distinto sería el caso si nos hubieran solicitado lo realmente importante: que sea luminosa, que tenga un parque para la pileta, que tenga 2 baños, entre otras virtudes. Bajo este escenario, seríamos libres realizar propuestas, pedir feedback, y en conjunto entre ambas partes buscar las mejores opciones para nuestro proyecto, siempre respetando lo realmente importante que nos fue solicitado en un principio. 


Las User Stories generan empatía


Tienen una sintaxis particular de trabajarlas: “Cómo <usuario> quiero <acción a realizar> para <propósito>”.

Gracias a esa forma de abordarlas podemos situarnos desde la perspectiva del usuario final. Esto nos pone en los zapatos de sus problemáticas, haciéndonos comprender “qué” es lo que necesita e igual de importante, el “por qué” de lo que necesita. 

Inclusive, en muchas ocasiones, entendiendo el “por qué” podemos proponer nuevas formas para el “que”.

Esta modalidad difiere de los Use Cases. En estos últimos, el foco está en que hay que hacer, y no tanto el por qué hay que hacerlo. Como consecuencia, deja poco margen para el enriquecimiento y la creatividad del equipo.

Las User Stories: un idioma en común.


Las User Stories son las encargadas de traducir el idioma del negocio a otro que pueda ser interpretado y asimilado fácilmente por el equipo de desarrollo. 

Mientras menos participación tenga el equipo en la concepción de las User Stories, más contexto e información se necesitará para poder llevar a cabo el desarrollo.  

En otras palabras, con el contexto adecuado, cualquier persona que las lea debería poder comprender qué es lo que se desea realizar y por qué. 


Las User Stories son más fáciles de estimar para el equipo.


A la hora de implementar el detalle incluido en los Use Cases el equipo toma el documento y en base a lo que esté definido lo interpreta y realiza una estimación. 

Con las User Stories, al estar todo el equipo involucrado casi desde la concepción, las estimaciones suelen ser mucho más acertadas, ya que al haber iterado, discutido y vuelto a  iterar sobre el mismo documento, todos los equipos tiene mucho más clara la dimensión de qué es lo que hay que hacer y cómo hacerlo.  


Entonces, ¿Qué son las User Stories?


Las User Stories son una modalidad de trabajo establecidas en la actualidad que permiten realizar documentos colaborativos creados e iterados por todo el equipo involucrado para dimensionar grandes y complejos proyectos de desarrollo. En ellos deben reflejarse todas las discusiones, explicaciones y conversaciones que fueron generadas en el proceso.

Esta nueva metodología de trabajo colectivo no solo abre nuevos marcos de pensamiento, sino que además enriquece a todo el equipo y permite una integración sumamente necesaria en cualquier estructura de trabajo.

Pero principalmente construye la base fundamental para que el proyecto sea exitoso, ya que se centre en identificar y mejorar todas las variables en pos de un objetivo central, pensar cómo piensan nuestros consumidores, qué problemáticas van a tener, que soluciones les podemos brindar y cómo lograr una verdadera experiencia de usuario que sea satisfactoria. 



geopagos
userstories
ux
developers
Por

Gonzalo Iullera

Agile Coach
Publicado el
Aug 25, 2020