La seguridad en los medios digitales de pagos

Seis aspectos clave para garantizar una transacción digital segura

En los últimos años el crecimiento del comercio online ha incrementado el uso de pagos digitales y la pandemia ha acelerado aún más el trabajo que bancos, emisoras de tarjetas, fintechs y otros actores del sistema financiero venían realizando en lo que respecta a la inclusión financiera y digital de la sociedad. La gran cantidad de plataformas que empiezan a aparecer en el mercado traen aparejadas importantes ventajas competitivas en el punto de venta y una mayor oferta, pero los consumidores aún tienen muchas dudas sobre la seguridad de estas. Según un estudio realizado por MasterCard, el 50% de los consumidores no confía en la seguridad de los medios de pagos digitales y el 81% abandona la compra por la complejidad y la información requerida en el proceso de pagos en Internet. El gran desafío es lograr el equilibrio entre seguridad y experiencia del usuario, y para ello es fundamental trabajar sobre la educación financiera.

De la mano de modificaciones regulatorias, multiplicación de la telefonía móvil, innovación y adopción de nuevas tecnologías, la forma de pagar y comprar servicios está cambiando de forma acelerada. Hoy existe un gran universo de soluciones como billeteras electrónicas, dispositivos móviles, tecnología sin contacto o contactless, pago con QR, link de pago, entre otras, que vienen a reemplazar el uso de efectivo. Para garantizar la seguridad en las soluciones de pagos digitales se requiere el trabajo y la colaboración de todos los participantes del ecosistema de pagos: comercios, agregadores, gateways, adquirentes y emisores. En los últimos años la seguridad se ha vuelto cada vez más relevante y hoy existen nuevas tecnologías como el protocolo 3-D Secure que posibilita la realización de compras seguras en Internet y autentifica al comprador como legítimo titular de la tarjeta que está utilizando. También se utiliza la autenticación en transacciones de pago no presenciales, un proceso en el cual el comercio comparte información del entorno digital de la compra en línea con el emisor de la tarjeta. Este proceso, que se lleva a cabo antes del pedido de autorización, da soporte al emisor para definir si las características de la transacción coinciden con el comportamiento histórico del titular de la tarjeta en el canal digital. 


Los aspectos que deben cumplir las soluciones de pagos digitales para garantizar la seguridad en las transacciones son los siguientes:  


  1. Autorización: Los pagos electrónicos deben ser sólo para clientes autorizados y el sistema debe verificar que todas las partes involucradas puedan realizar la transacción. Por eso es fundamental la verificación del usuario. 


  1. Confidencialidad: Es un aspecto esencial en el “mundo” del comercio electrónico. La confidencialidad es una garantía de que la información se comparte únicamente entre personas o empresas autorizadas y estas tienen la obligación de proteger la información de dichas personas.  


  1. Integridad: Está relacionada con la credibilidad de los recursos de información. La información que se le brinda al usuario debe ser completa y auténtica, y se le debe garantizar que esa información no sea reemplazada o dañada en el momento de la transacción. 


  1. Autenticación: Este es un punto clave a la hora de garantizar la seguridad de un dispositivo ya que identifica al usuario y asegura que el individuo sea quien dice ser. El proceso de autenticación comienza validando al usuario a través de una serie de datos que este debe ingresar para poder ser identificado y una vez que esos datos son corroborados, el usuario es validado como usuario “autenticado” y se le permite realizar transacciones. 


  1. Eficiencia: Las soluciones de pago electrónico deben probarse supervisando siempre los peligros en cuanto a la seguridad para de esta forma asegurar su eficacia. Esta es, al igual que la seguridad, uno de los aspectos claves en los medios de pagos digitales. 


  1. Disponibilidad: El servicio debe satisfacer tanto las necesidades de seguridad de los usuarios que intervienen en la compra como la del cliente. Al momento de comprar el usuario debe poder realizar la transacción y que esta se ejecute de manera rápida, sencilla y completa. 


En resumen, para que un servicio de pago electrónico se brinde de manera segura, debe tener confidencialidad, autenticación, autorización, integridad, eficiencia y disponibilidad. Aspectos que GeoPagos, la tecnología detrás de la marca, garantiza a sus partners a la hora de crear una solución de pagos.



pagosdigitales
latinoamerica digital
ciberseguridad
contactless
codigoQR
agregadoores
ux
adquirencia
Por

Raúl Oyarzun

CTO
Publicado el
Nov 30, 2020